ACTO DE APERTURA DEL PRIMER CONGRESO MUNDIAL DE SINDICATOS DE CLASE DE PENSIONISTAS Y JUBILADOS, VINCULADOS CON LA FSM

Discurso de Apertura (4 de Febrero)

Amigas y amigos,
Es un honor estar hoy aquí con todos ustedes. Es un acontecimiento mundial el que estamos realizando. Nunca se había hecho, hasta hoy en el Planeta Tierra, una reunión de sindicatos de clase, es decir de sindicatos claramente anticapitalistas, con el objetivo de unir y coordinar nuestras capacidades en contra de los ataques que las pensiones y los pensionistas estamos recibiendo.

Quiero primero agradecer a nuestros anfitriones, el Colegio de Ingenieros que nos haya cedido la principal sala de su sede. En esta sala vivimos, los ingenieros importantes luchas contra las injusticias que representó la dictadura del fascista Francisco Franco Bahamonde, que como Pinochet traicionó al gobierno que lo había nombrado general del ejército republicano. Nos enorgullecemos de estar dando, con el acto de hoy, continuidad a las citadas luchas por acabar con el fascismo en España.
Hoy esta sala volverá a ser escenario de la lucha por la justicia, de la lucha por los derechos de los pensionistas y jubilados de todo el planeta. De ello dan y darán testimonio las importantes presencias que después citaré y las muy variadas intervenciones (que ya nos han sido solicitadas) de representantes realmente diversos de nuestra sociedad catalana y del estado español.

La lucha por la justicia, en su real sentido y no en el del uso abusivo que de ella, como aparato de estado, hace el poder burgués, me lleva a recordar valores que todos compartimos: la igualdad, el respeto, la solidaridad, frente a los valores que los poderes dominantes trabajan por potenciar. Claro que sin potenciar la insolidaridad, el egoísmo, y las desigualdades (para la burguesía expresión de estímulos para el desarrollo colectivo) no serían posibles los abusos que el sistema capitalista crea y promueve.
El objetivo, muy ambicioso objetivo pero a la vez muy justo objetivo, del Congreso Mundial que hoy inauguramos, es el conseguir una vida digna para todas las personas del planeta mayores de 60 años, independientemente de qué cantidad hayan podido cotizar a los fondos públicos de pensiones. Si no han podido trabajar ciertos años es culpa de cómo está organizada la sociedad, no es culpa de la persona que deseando trabajar no ha podido hacerlo.

Cuando decimos vida digna nos referimos a las 6 condiciones que han publicado los médicos cubanos como imprescindibles para disfrutar de calidad de vida hasta los 120 años (y hoy no es exagerado prever esta edad si se da prioridad a la defensa de lo humano, como en Cuba, por encima de la defensa de los intereses económicos). Cito estas 6 condiciones, indicándoles que ustedes las tienen en la página 15 del documento que les hemos entregado, son: 1) la motivación, 2) la alimentación y las condiciones de la vivienda, 3) la salud y en ella la genética, 4) la actividad física, 5) la cultura, y 6) el medio ambiente.

Todas ellas son hoy imposibles de cumplir en el mundo capitalista. Las medidas de la Troika han llevado al suicidio de innumerables PyJ; el cambiar los valores justos y humanos por valores injustos y egoístas (que es lo que hace los capitalistas para potenciar lo que ellos llaman mercados y que nosotros, la FSM, llamamos explotadores)  elimina la posibilidad de alimentación, vivienda, salud, cultura, y actividad física adecuadas a cada edad y situación.
Cito aparte la sexta condición, un medio ambiente adecuado. Mientras haya capitalismo no habrá equilibrio ecológico. Lo digo en nombre de la FSM, que lo tiene bien explicado en sus documentos congresuales, y lo digo en nombre de los científicos y técnicos que, quizás de una forma más matizada que la que yo estoy usando, lo han dicho en repetidas ocasiones en esta misma sala de debates del Colegio de Ingenieros Industriales.

Hoy se atacan los derechos de los PyJ con decisiones impulsadas por el FMI, por la UE, por la Cumbre de Davos, que acaba de hacer su reunión anual concentrando a todos los explotadores y expoliadores para beneficio privado de las riquezas y capacidad productiva de toda La Humanidad.
Ustedes conocen las cifras recientemente publicadas de que solo 85 personas tienen la misma riqueza que la mitad más pobre de los habitantes de la Tierra, que más de 3.500 millones de personas. No es el 1% de los ricos en frente del 99 % de los pobres (como algunos simplifican en una pancarta), ni el 1 por mil, es mucho peor que el 1 por 10 millones. Y esta barbaridad, que reflejan las cifras oficiales del sistema capitalista, seguirá ampliándose mientras el capitalismo consiga ir apuntalándose para superar las crisis sistémicas y estructurales que (como ya previó Carlos Marx) acabarán autodestruyéndole. Pero es necesario que entre todos le ayudemos a desaparecer, que digamos basta y acabemos con el enemigo principal de la especie humana, el capitalismo.
Los PyJ de la FSM queremos acabar con la explotación capitalista, queremos acabar con los gobiernos manipulados por las multinacionales. Alguien pensará que esto es más actividad política que actividad sindical. En parte acertará con esta reflexión, pero a la vez deberá reconocer que también era necesario hacer política cuando queríamos acabar con la dictadura en el estado español. En esta sala de los Ingenieros también hicimos política los años 60 y 70 del siglo pasado. Y cualquier actividad sindical tiene aspectos de actividad política, la de los sindicatos amarillos ayudando al capitalismo, y la de los de la FSM denunciándolo.
Los PyJ agrupados en todo el planeta en organizaciones sindicales de clase, que nos preocupamos del ocio y bienestar cotidiano de las personas jubiladas, no olvidamos la necesidad de luchar contra el capitalismo, como hacen demasiadas organizaciones de PyJ impulsadas por la derecha política.
Los sindicatos de clase sabemos que las conquistas que han ido mejorando las condiciones de vida de los ciudadanos se han ganado con grandes luchas. Recuerden las luchas de la segunda mitad del siglo XX, que se plasmaron en leyes que reconocieron los derechos de los trabajadores (derecho de huelga, reducción de horarios, derecho a negociación colectiva y a vacaciones, pensiones públicas, sanidad y educación gratuitas, viviendas sociales, y un largo etc.). Para no ir más atrás en la historia permítanme recordarles la lucha contra la esclavitud. Pude visitar hace pocos meses al terminar de dar clases en un Seminario de la FSM, el museo de la esclavitud de Dakar, Senegal. No hay tiempo para darles detalles, pero la frase que como FSM dejé escrita en el libro de honor del museo, decía: “Luchamos para que más pronto que tarde haya otro museo similar a éste, el que explique las barbaridades realizadas por el capitalismo, para que estas barbaridades no se repitan en la historia humana como no deben repetirse las que hicieron los favorables a la esclavitud”.
Los PyJ aquí presentes representamos a millones de PyJ que tenemos en conjunto una gran historia de lucha en nuestras vidas. En más de un país fuimos los impulsores de los derechos laborales que permitieron la existencia de los fondos públicos de pensiones, la existencia del derecho a una pensión para vivir dignamente. Aquí otra anécdota de Senegal. Allí la máxima responsable para África de la OIT, Organización Internacional del Trabajo, y a su vez dirigente sindical de la CSI (Confederación Sindical Internacional), la otra organización internacional de sindicatos que se diferencia de la FSM por ser la abanderada de la conciliación de las clases (capaz incluso de olvidar su existencia, para ser sumisa a quien les paga), tuvo la osadía de decir, que en África había valores ancestrales de solidaridad entre los miembros de las familias que demostraban que no eran necesarias las pensiones públicas, que los hijos y los nietos ya cuidan de sus antepasados, que los viejos no necesitan de pensión para subsistir y que quien quiere se paga un fondo privado de pensiones (como los que promueven, también en el estado español, los sindicatos afiliados a la citada CSI).
Reflexionemos, estas frases no son casualidad, la representante de la OIT sabía lo que decía, representaba más los intereses de las multinacionales financieras que los de los afiliados a su sindicato, por más amarillo y partidario de la conciliación de clases que pueda ser.
Que existe lucha de clases, lo decimos en la FSM, pero desgraciadamente no lo dicen los documentos oficiales y congresuales de los sindicatos afiliados en la CES (Confederación Europea de Sindicatos) y en la CSI. Pero en cambio sí lo dicen los dirigentes capitalistas. Les voy a recordar la frase del tercer hombre más rico del mundo (uno de los más explotadores de la lista de 85 personas que antes citaba, que son ricas por haber robado legalmente, es lo que se llama explotación en el trabajo). Su imagen y su frase la hemos proyectado en la pantalla de esta sala:
Se trata de Warren Buffet, dueño dela tercera mayor fortuna del planeta, que dijo en TV: “Hay una guerra de clases, pero es mi clase, la de los ricos, la que está haciendo la guerra y la que estamos ganando”.
Yo quiero dar aquí un mensaje de optimismo frente a la sinceridad y barbaridad que acaban de oír, barbaridad dicha por una persona tan respetable y respetada como las que han estado lujosamente hospedadas en Davos, y como lo eran en su entorno los esclavistas que se enriquecieron secuestrando a negros de África y vendiéndolos en EEUU.
El mensaje de optimismo se basa en muchos factores, entre ellos en la misma existencia de la FSM. La FSM es la única organización mundial que tiene por objetivo acabar con el capitalismo como forma de organización de la economía mundial. Acabar con las leyes capitalistas que enriquecen cada día más a un grupo cada vez más reducido de personas, mientras millones mueren de hambre, de accidentes laborales, por falta de agua, por enfermedades curables, por guerras que nos quieren convencer de que son pacificadoras (los mismos que las han organizado clandestinamente).
La FSM está en condiciones de ayudar a esta larga lucha. En las imágenes proyectadas habrán visto algunas de las actividades y posicionamientos de la FSM. Les hemos dado en español un pequeño tríptico que resume lo que es la FSM: somos casi 90 millones de trabajadores que nos hemos afiliado a 230 sindicatos de 120 países que se han incorporado a la FSM.
La FSM nació el 3 de octubre de 1945, al final de la Segunda Guerra Mundial, aprovechando las experiencias de unidad de la izquierda real (la anticapitalista) y de la existencia de los Frentes Populares. El tema a debate más polémico fue si se condenaba como sindicatos al colonialismo. Ganó por enorme mayoría esta posición, pero los sindicatos de los países nórdicos y de EEUU que perdieron la votación se fueron de la FSM el año 1949, creando lo que hoy se llama CSI y que ya no apoya directamente al colonialismo pero si apoya las acciones de la OTAN en Libia, Afganistán, Mali, y otros países.
El mensaje de optimismo, que quiero transmitirles se basa también en que gracias al trabajo de la FSM podemos ganar batallas sindicales al hacer circular por todo el planeta las victorias de la clase obrera que los medios de comunicación dominados por el capital sistemáticamente ocultan. Por ejemplo seguro que ustedes no vieron ni destacada ni sin destacar la noticia de que los PyJ de Ecuador ganaron el año 2004 una gran batalla contra la propuesta del FMI, que asumió el Presidente de Ecuador, Lucio Gutiérrez, de reducir al 50 % el importe de las ya bajas pensiones ecuatorianas. Grandes luchas sindicales, huelgas de hambre incluidas (en ellas murieron 20 personas), dieron al traste con la propuesta. El FMI perdió su batalla.
Por último el mensaje de optimismo se basa en que a partir de hoy vamos a luchar conjuntamente las organizaciones de clase de los PyJ, vamos a crear una UIS, una Unión Internacional de Sindicatos, la de los PyJ, que se sumará a las otras 9 que ya tiene creadas y funcionando la FSM.
El optimismo lo tenemos por saber que nuestra fuerza está en la razón y justicia de nuestras propuestas, en la comprobación de que mientras en Europa se alarga la edad de jubilación (en el estado español está pasando de 65 a 67 años, firmado por el partido socialdemócrata y por los sindicatos del estado español que ya no son sindicatos de clase, los que militan en la CSI),  en Latinoamérica son los trabajadores los que ganan mejoras laborales y políticas importantes. Algunos de los presentes podrán ampliar estos datos, pero deseo resumirlos con el de Bolivia, que bajó la edad de jubilación de 60 a 55 años (49 para las mujeres con 3 o más hijos) mientras sus ex colonizadores, los dirigentes españoles firmaban el retraso a los 67 años. Otro dato para el optimismo, aunque contradictorio, estos días en Alemania, los gobernantes plantean bajar de 65 a 63 la edad de jubilación, para permitir al sistema burgués la continuidad de la alternancia de poder (siguiendo el ejemplo de EEUU) y así aparentar que cambian de gobierno sin que nada fundamental cambie.
Nuestra fuerza está también en la capacidad de lucha de los PyJ y de toda la clase obrera. El Sr Warren Buffet debe irse preparando, los de abajo (como dice él y otros dirigentes capitalistas) vamos a dejar de ser la base de apoyo de la injusta pirámide de la riqueza. La última huelga general en Italia ya usó esta imagen que ahora aparece de nuevo en la pantalla.
Paso ya a presentarles a algunos de los que, con experiencia de 40 ó más años de duras batallas en el sindicalismo de clase, han podido desplazarse hasta Barcelona (nadie nos subvenciona a la FSM, no interesamos a los que tienen el dinero, al contrario intentan destruirnos). Les voy a presentar a los que no han dejado de luchar toda su vida, a los imprescindibles que decía Bertolt Brecht, a los que están al lado de la FSM dispuestos, mientras vivamos, a hacer posible el cambio de sociedad, dispuestos a poner fin a la sociedad capitalista.
Cierto que parte importante, una gran parte en realidad, de los asistentes a nuestro Congreso, que empieza mañana, y que en estos momentos están volando hacia Barcelona, no podrán estar hoy con nosotros.
Empiezo por el continente más alejado, Australia, con nosotros está el compañero Fred Krausert, de la Asociación de veteranos de la Marina Mercante. Pero nos falta otro dirigente sindical de Australia que se comprometió a venir, el compañero Raymond Ferguson Secretario General de la APSL que agrupa y organiza a 500.000 pensionistas australianos del estado de Queensland.
De Asia ha llegado ya el compañero Mohan Bahadur de Nepal, de la organización sindical ENSA, de al que esperamos a 2 otros compañeros. También estarán con nosotros 4 compañeros de la India que están volando en estos momentos y se incorporarán más tarde a esta reunión.
De Latinoamérica tenemos ya aquí al compañero Marcos Wolman de la CTA de Argentina, a la compañera Gilda Chacón de Cuba que representa también a la dirección de la FSM, a la ecuatoriana Martha Hervas responsable de los PyJ de la CTE (Confederación de Trabajadores de Ecuador), más los compañeros de Brasil Pascoal Carneiro y Urial Villas Boas, que representan a la gran organización sindical brasileña que es la CTB. Además esperamos a otros compañeros de Latinoamérica, como el de Méjico, que podrán incorporarse esta tarde a esta reunión.
De África esperamos esta tarde a Jean Marie N’Guema de Gabón, pero ya está con nosotros el dirigente sindical de la República Democrática del Congo, el compañero Lazare Kimankata Kyondo.
Y de Europa ya han llegado los siguientes delegados: Dimos Koumpouris y Manolis Ralakis que representan a los PyL del PAME de Grecia (por cierto quizás la organización sindical más veterana de los PyJ puesto que pronto cumplirá 70 años de existencia), Costas Skarparis del gran sindicato PEO de Chipre,  el compañero René Barthes de la FSU de Francia (país del que esperamos a otros 5 dirigentes sindicales), más el compañero Joao Pinto de la CGTP-InN de Portugal, y esta tarde se incorporarán a esta reunión el dirigente sindical de Gran Bretaña, Tony Donaghey jubilado del Transporte, y la dirigente sindical de la enseñanza de Dinamarca, Janni Milsted .
Para terminar esta lista que orienta referente a los dirigentes sindicales mundiales presentes en nuestro Congreso solo decirles que no acuden al Congreso por dificultades diversas desde dificultades económicas, hasta realidades de lucha –como la huelga en Argelia-, pasando por denegación de visados y situaciones personales o familiares complicadas que han sobrevenido en estos últimos días y que han obligado a anular bastantes billetes de avión.
No quiero terminar este discurso sin agradecer las ayudas que nos han permitido realizar este Congreso, la del Colegio de Ingenieros que ya cité al inicio, la del Colectivo Ronda, también presente aquí hoy, que es una cooperativa de abogados que solo defienden a la clase obrera, que nos ha facilitado el local para las sesiones de mañana y pasado, con traducción simultánea, la de los sindicatos de clase del estado español, primero los ya afiliados a la FSM que nos han dado aportaciones económicas para financiar este evento: en concreto el sindicato LAB de Euskadi, los sindicatos FSOC e IC de Canarias, el sindicato CUT de Galicia, los sindicatos SILOC, CSC y COS de Catalunya y Paísos Catalans. A todos ellos el sindicato CSU de PyJ, del que yo soy su Secretario General, que somos los que en el estado español hemos organizado este Congreso, queremos darles las gracias. Tenemos aquí a representantes de estos sindicatos que después ya nos darán sus opiniones, si lo desean.
También agradecer otras ayudas a los muchos sindicatos de clase del estado español, pero antes permítanme otra anécdota, aquí no tenemos los 450 sindicatos que me hay en la República Democrática del Congo donde la patronal impulsa la división de su enemigo de clase, pero vamos camino de seguirles si no rectificamos en la división del sindicalismo de clase que solo beneficia al capitalismo. Por ello la FSM siempre ha saludado todos los esfuerzos por la Unidad Obrera. Los sindicatos del estado español que ahora citaré, sin ser afiliados a la FSM, han ayudado a que este Congreso se realizara, muchos han pedido poder acudir a nuestras reuniones como observadores o invitados, y así asistirán a este Congreso que hoy inauguramos. Me refiero a la Intersindical Valenciana, al SAT de Andalucía, a la CSI de Asturias, a la CIG de Galicia, a ELA y ESK de Euskadi, a la CSC (Coordinadora Sindical de Clase) con sede en Madrid pero que agrupa a sindicatos de la capital del estado, junto a sindicatos de Extremadura, Castilla, Euskadi, Catalunya, y Andalucía. No voy a nombrar a más, para no alargar esta lista de agradecimientos. Ellos podrán presentarse por estar presentes en esta sala. Y aunque los mencione al final, por ser sindicatos nacidos en Catalunya no puedo dejar de agradecer las ayudas recibidas de COBAS mayoritario en la multinacional Telefónica-Movistar, de la IAC, Intersindical Alternativa de Catalunya, y de otros sindicatos catalanes.
Para acabar con la lista de organizaciones presentes a las que quiero agradecer su ayuda al éxito de este Congreso, algunas (tanto de las ya citadas como de las que ahora citaré) nos han aportado buenas enmiendas que mejoran el documento que ustedes tienen en sus manos. Me refiero a las organizaciones de Pensionistas que sin ser sindicato están colaborando con nosotros desde el primer momento. De forma muy destacada he de agradecer la ayuda de 3.000 euros dada por los amigos de Jubiqué, que ya llevan años colaborando con la FSM. Ellos después tomarán la palabra. También agradecer las variadas ayudas de las asociaciones de vecinos que tienen organizados a los PyJ de sus barrios, en especial a la FAVB, y a varias asociaciones de vecinos de Catalunya (también están en la sala y podrán saludar).
No quiero olvidar de citar, y a su vez agradecer su apoyo, a los aquí presentes que representan a otros estamentos de nuestra sociedad, como el Grupo Taifa de economía, o a los médicos jubilados.
Sería un error no mencionar a los cientos de personas que, de forma anónima, han aportado, a la cuenta de la CSU de PyJ especial para el Congreso, un total de miles de euros que nos permiten dar de comer y dar alojamiento a los delegados internacionales.
Como ven el Congreso ha sido posible organizarlo sin que para ganar subvenciones tuviéramos que, como hacen otros, cambiar nuestro lenguaje.
También agradecer a los voluntarios y militantes que han ayudado y ayudarán estos días como cocineros, chóferes, intérpretes, organizadores, etc.,
Gracias a todos.

¡Queda inaugurado el Primer Congreso Mundial de Sindicatos de clase de PyJ que creará la UIS correspondiente de la FSM!

Barcelona, a 4-2-14.

Quim Boix
Presidente Comité Preparatorio
Primer Congreso Mundial de Sindicatos de clase de Pensionistas y Jubilados (PyJ)
Comprometidos con la lucha de la FSM

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: