2a Conferencia International de la Juventud Trabajadora, 29-30 de Abril de 2012, La Habana, Cuba

“Y ahora el pueblo que se alza en la lucha con voz de gigante gritando: ¡adelante! El pueblo unido jamás será vencido..”.
El capitalismo está en crisis profunda. Está podrido. Sus efectos negativos afectan en primer lugar y con mayor fuerza a los
jóvenes, niños, escolares, estudiantes, el próximo cambio de turno de la clase obrera.
Mientras enormes riquezas se concentran en las manos de unos pocos, el desarrollo basado en los intereses de los capitalistas y la destrucción de fuerzas productivas (cierre de empresas, despidos, etc.) conducen cada vez a más jóvenes a la pesadilla del desempleo. A nivel mundial, la tasa oficial de desempleo de los jóvenes se sitúa en el 12,6% (datos de la OIT) y 74,6 millones. En Oriente Medio la tasa alcanzó el 25,5% en 2010 y en el Norte de África el 23,8%. El hecho es que el desempleo afecta especialmente a las mujeres jóvenes, alcanzando un 39,4% en Oriente Medio y un 34,1% en el norte de África.También es muy elevada la tasa de desempleo en países del sur de Europa, como Grecia, con un 44% de desempleo juvenil y España con un 41,6%.
El desempleo masivo se utiliza además como palanca para la masacre de los derechos laborales y de seguridad social, mediante los recortes de salarios, la reducción de la cobertura del seguro social, la rotación laboral, el trabajo flexible, a tiempo parcial, el trabajo no remunerado, la eliminación de los derechos de atención médica, de subsidios. Mientras tanto, la pesada carga tributaria y la mercantilización de los bienes sociales como la salud, el bienestar o la educación alimentan las fuerzas del gran capital con nuevas vías de rentabilidad y más miseria para los jóvenes.
En el camino de la pesadilla del desempleo a la esclavitud asalariada, el capitalismo propone “soluciones” que no tienen nada que ver con las necesidades, los sueños e ideales de la juventud trabajadora:
• Están creciendo las barreras de clase en la educación y se refuerza la subordinación de los contenidos a las necesidades del mercado capitalista. En EE.UU., por ejemplo, el coste medio de un plan de estudios de cuatro años se calcula en 12.467 dólares en 2011.
• Las parejas jóvenes retrasan de decisión de formar una familia a causa del alto costo de la vivienda y los precios de los productos de primera necesidad, mientras que el costo de la vida obliga a muchos jóvenes a vivir con sus padres hasta edades avanzadas.
• Aumenta la migración por trabajo a las ciudades o a otros países, lo que obliga a los jóvenes a abandonar sus familias y sus hogares sin ningún tipo de garantía de calidad de vida.
• Se estima que entre 149 y 272 millones de personas en edades comprendidas entre 15 y 64 años utilizan las drogas y sustancias psicoactivas ilegales para escapar de la realidad. El uso de canabis se calcula entre 124 y 202 millones de personas, principalmente jóvenes. En países como algunos de Centroamérica y América Latina los niños son utilizados como miembros de pandillas para el tráfico de sustancias ilegales. 150 niños murieron en 2010 en América Central por violencia entre pandillas y se estima que 4.000 niños y niñas están involucrados en el tráfico de drogas.
• El trabajo infantil es una gran lacra. 215 millones de niños menores de edad están trabajando de manera ilegal.
• El imperialismo mata niños y mata a los padres de los niños.
Reivindicamos agua limpia y alimento para todos, libros para todos los niños, medicamentos para los que los necesitan, hogar con una vivienda digna, garantizar el derecho de todos a la comunicación y las nuevas tecnologías. Exigimos un trabajo estable para todos, 7 horas diarias, 5 días por semana, 35 horas semanales, medidas de protección para los desempleados, seguridad social pública para todos.
Este es el presente y el futuro que necesita la juventud trabajadora. El capitalismo no puede y no quiere dar soluciones. Los jóvenes de las familias trabajadoras de hoy tienen que encontrar el significado de la vida en la lucha por una sociedad mejor, una sociedad libre de explotación capitalista. Porque la lucha contra el desempleo es la lucha contra los monopolios; es una lucha para cambiar la clase que está en el poder. Sólo mediante la planificación centralizada de la producción, la explotación de la riqueza de cada país para cumplir únicamente con las necesidades actuales de la clase obrera y el pueblo y no para el beneficio capitalista, puede crear las condiciones para la integración de todo el potencial en la producción.
Esta lucha no puede ser individual o desorganizada. Puede ganar fuerza y eficacia sólo a través de la lucha colectiva basada en los intereses de clase. Esta reestructuración del movimiento sindical a través de la lucha para evitar los despidos, para la organización de los trabajadores jóvenes en los sindicatos, las medidas de protección para los desempleados con la amplia adopción de la línea de lucha en contra de los monopolios es una tarea fundamental para la FSM y por esta razón seleccionamos EL DESEMPLEO como tema para la 2ª Conferencia Internacional de la Juventud Trabajadora.
¡Confirmen su participación ya!
Vengan para luchar juntos.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: