Intervención en el Consejo Presidencial de la FSM

QUIM BOIX

Primero deseo saludar a todas las personas presentes, convencido de que los que estamos aquí representamos la parte más consciente del conjunto de los casi 3.000 asistentes a la 100 Conferencia de la OIT.

Lamento haber constatado que el porcentaje de personas que aceptan públicamente que en nuestro planeta existe la lucha de clases, es muy bajo entre los delegados y consejeros presentes en Ginebra. Evidentemente que no exista esta aceptación entre los empresarios lo entiendo, aunque su mayoría sí saben y actúan en base a la lucha de clases.

También puedo aceptar que los representantes de los gobiernos, que defienden la continuidad del sistema capitalista, sean todos partidarios de no hablar de lucha de clases. Pero lo que no puedo aceptar es que los representantes de los explotados, los representantes sindicales aquí presentes, en su gran mayoría, acepten la lógica que solo beneficia a los capitalistas.

Dada esta realidad, se entiende que el lenguaje oficial usado en las reuniones de la OIT, sea un lenguaje engañoso, hipócrita, que facilita el gran teatro que es esta Conferencia. Igual que las anteriores.

Es un lenguaje que habla de agentes sociales y no de clases sociales (ese cambio ya lo viví en España cuando Comisiones Obreras dejó de ser un sindicato de clase), es un lenguaje que habla de empleadores (es decir generadores de empleo, para presentarlos como buena gente) en lugar de hablar de empresarios o mejor aún de explotadores, es un lenguaje que habla de trabajadores en lugar de decir sindicalistas para esconder que éstos representamos intereses opuestos a los de los empresarios, es un lenguaje que solo rompemos (y no siempre, deberemos poner más atención en ello) los miembros y amigos de la FSM.

Evidentemente la OIT está funcionando desde 1.919 con la voluntad de hacer posible la conciliación de clases. A ello ayuda en gran manera la CSI. Por ello invitó a presidir su último Congreso a los máximos dirigentes del FMI y de la OMC.

Esta introducción me permite valorar de forma muy importante el 16 Congreso de la FSM. Fue el gran congreso del sindicalismo de clase. Los casi 900 delegados presentes sí que usaron la terminología correcta, sí que hablaron de la realidad de la lucha de clases, sí que explicaron las múltiples luchas en las que participan en los 5 continentes.

El 16 Congreso representó un importante paso adelante para la FSM, dio continuidad a los avances que ya se realizaron en La Habana, en el 15 Congreso, pero los reafirmó y completó. Ha sido un congreso de reforzamiento orgánico de la FSM, tanto por las casi 90 nuevas organizaciones que se han adherido a ella, como por las 4 nuevas UIS que se han creado, como por la renovación de su dirección (incorporando a mayor número de mujeres y de sindicalistas jóvenes).

Pero fundamentalmente el 16 Congreso ha permitido discutir unos documentos que sitúan a la FSM como la mayor organización anticapitalista de todo el Mundo, con acuerdos sólidos, bien documentados, discutidos y enriquecidos en múltiples reuniones de sus organizaciones de base, que han generado casi 2.000 páginas de propuestas para mejorar dichos documentos.

En ese proceso han participado 210 organizaciones de 120 países que suman a más de 78 millones de trabajadores, culminando en 100 intervenciones realizadas ante el plenario del Congreso, en las que se explicaron las luchas que han desarrollado con importantes y significativas victorias para la clase obrera.

El análisis que hizo el 16 Congreso de las exitosas Jornadas de Lucha a nivel mundial, realizadas en 2.009 y en 2.010, permitieron acordar la realización de un nuevo Día Internacional de Acción en el actual año. Será el próximo 3 de octubre. Se ha escogido esta fecha por haber sido un 3 de octubre, hará 66 años, cuando se creó en París la FSM.

Este es uno de los grandes retos de los próximos meses para la FSM. En España nos preparamos para superar lo realizado en las Jornadas de Lucha anteriores, tanto desde los sindicatos que llevan años afiliados a la FSM, como desde los que acaban de adherirse. Pero creo que será fácil superar lo hecho en años anteriores, pues hay sindicatos que ya han pedido ser observadores en la FSM y que ya se han comprometido a sumarse a todas las acciones que la FSM convoque sea a nivel europeo (donde la Unión Europea actúa como enemiga de la clase obrera) sea a nivel mundial. Para ir preparando esta nueva Jornada de Lucha Mundial en España ya se han hecho muchas presentaciones públicas de lo que fue el 16 Congreso de la FSM, y hay muchas más de programadas.

También en España estamos dando pasos importantes para disponer de una gran organización, de entre las afiliadas a la FSM, que agrupe a todas las personas que han pasado a una nueva etapa de su vida, que han pasado a tener como empresario al estado. Me refiero a los Pensionistas y Jubilados, a los que cobran cada mes de las arcas públicas como plasmación de una conquista histórica de la clase obrera, el derecho a un retiro digno cuando por edad o por problemas de salud se ha culminado la etapa de trabajo activo. En España somos, los Pensionistas y Jubilados, ya unos 9 millones de personas, más del 20 % de la población, porcentaje que va a ir creciendo con los años.

A los Pensionistas y Jubilados los organizamos por barrios y localidades, sumando a todas las personas que cumplen dos condiciones: Primera) cobrar una pensión del estado; y Segunda) aceptar que existe la lucha de clases.

Los Pensionistas y Jubilados no podemos ser despedidos por nuestro empresario, el estado, y eso facilita que nadie tenga miedo a afiliarse sindicalmente, como muchos, demasiados, tuvieron en su etapa de trabajo activo.

Nuestras reivindicaciones son muy simples pero también muy importantes: pensión mínima igual al salario mínimo, sanidad pública, gratuita y de calidad, centros de ocio gratuitos en cada territorio, ayudas gratuitas para las personas dependientes (es decir las que no pueden solventar su vida cotidiana sin una ayuda externa), transporte gratuito en el entorno de su lugar de residencia, ayuda jurídica gratuita para evitar desahucios u otros problemas, y participación directa en todos los organismos que toman decisiones que afectan a los Pensionistas y Jubilados.

Con estas reivindicaciones y las que el trabajo colectivo vaya aportando, vamos a hacer posible el disponer, antes del 17 Congreso de la FSM, de una nueva UIS, la de Pensionistas y Jubilados, capaz de defender los intereses de los trabajadores en la última etapa de su vida.

Gracias por vuestra atención.

7-6-2.011

Anuncios
Etiquetas: , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: